Rima Botella. Artworks

EMOCIÓN DESCONOCIDA

Metáfora representada mediante la nueva historia “de miedo” que le cuenta un padre a su hijo, tratando ésta sobre un niño que decide embarcarse en un viaje en busca del significado del miedo. Con este corto se pretende dar a entender que “el verdadero miedo” que menciona el padre al ver a su hijo enfermo es el miedo a la pérdida o a la muerte que se desarrolla al ir perdiendo la inocencia.
Finalmente el padre, que dejó su infancia ya hace mucho tiempo y que teme por la salud de su hijo, desea que su inocencia perdure todavía muchos años antes de que llegue a comprender el verdadero significado del Miedo.

TIN MAN. Stop Motion y Pixelación

 

Crítica al absurdo del ser consciente donde la verdadera ignorancia reside en la inteligencia. El corto comienza con la figura a contraluz de un ingeniero en su espacio de trabajo, esta es la figura de El Creador, el cual se ve frustrado en su ocupación laboral, que consiste en la creación de robots funcionales para la vida cotidiana. Todos sus proyectos caen aparentemente en fracaso y son desechados. Lo que no sabe es que realmente les estaba otorgando una funcionalidad mucho mayor: la vida.
Esto genera la eterna cuestión del creador y del creado, donde el porqué abruma el grueso del espacio pensante de muchos. Hemos abordado esta pregunta de la manera más utópica, pensar que, de existir un creador, éste habría creado de manera inconsciente y no se habría percatado de su obra.
También se trata la idea de la autonegación, donde el miedo al avance y a alcanzar el máximo personal puede llegar a propiciar que, inconscientemente, no se quiera avanzar por miedo al después. Por tanto, pese a tener las capacidades suficientes para lograr su meta laboral, el creador se ve obcecado en tirar sus pequeñas creaciones una y otra vez. Una de sus desechadas ideas tiene el primer instinto de ofenderse ante su rechazo y genera un sentimiento de venganza injustificada. Esta criatura mecánica avanza en su objetivo de venganza hacia su némesis creador, recogiendo por el camino otros desechos que, lamentablemente, comparten su idea de justicia.
Finalmente llegan hasta los pies despistados del pobre mecánico frustrado y deciden darle una pequeña patada en su gran zapato. No es de extrañar que no hubiera reacción alguna por parte del creador, pues la fuerza ejercida por esa patadita no superaba la de una hoja contra el viento. Por otro lado, fue tan abrumadora para el pequeño autómata que su pierna se desprendió rauda de su cuerpo.
En un esfuerzo estúpido e innecesario, la venganza no afecta a nadie más que a uno mismo.

MEMORIES. Creación de vídeo a partir del material proporcionado